Charles Rennie Mackintosh

Resumen

Charles Rennie Mackintosh fue un arquitecto, diseñador y acuarelista británico que nació el 7 de junio de 1868 en Glasgow, Escocia, y murió el 10 de diciembre de 1928 en Londres. Fue el principal representante de la Escuela de Glasgow, un movimiento que surgió del movimiento Arts & Crafts y que influyó en el movimiento Modern Style, el homólogo anglosajón del Art Nouveau.

Formó un grupo de artistas conocido como The Four en la Glasgow School of Art. Este movimiento se manifestó contra los excesos de la industrialización. A través de sus creaciones, Mackintosh abogó por un retorno a las líneas medievales mediante el estilo neogótico y el estudio de los motivos naturales.

Como arquitecto, diseñó varios edificios notables, entre ellos The Willow Rooms y Scotland Street School en Glasgow, y Hill House en Helensburgh. También diseñó el nuevo edificio de la Escuela de Arte de Glasgow, construido entre 1897 y 1909, con el que obtuvo reconocimiento internacional y que ha quedado en la historia como su principal obra. También colaboró con su esposa Margaret MacDonald Mackintosh (1864-1933) en el diseño de interiores con muebles y paneles decorativos originales.

A mediados de la década de 1920, la pareja se trasladó al sur de Francia, a los Pirineos Orientales, donde Charles Rennie Mackintosh se dedicó a la pintura. En 1927, aquejado de un cáncer de lengua, regresó a Londres, donde murió al año siguiente, arruinado y en la indiferencia general.

Los primeros años

Charles Rennie Mackintosh nació el 7 de junio de 1868 en 70 Parson Street, Glasgow. Era el cuarto de once hermanos y el segundo hijo de William Mackintosh, comisario de la policía de Glasgow, y de su esposa, Margaret Rennie. Pasó su infancia en su ciudad natal, sobre todo en el East End y más tarde en el suburbio de Dennistoun.

Mackintosh nació con una deformación congénita del pie que le dejó cojo. Un escalofrío muscular por un partido de fútbol también le dejó el párpado derecho caído. Su frágil salud le permitió, sin embargo, cultivar su curiosidad, alimentada por largos paseos por la campiña escocesa de los que hizo numerosos bocetos. Mackintosh quería ser arquitecto.

En 1886 comenzó un aprendizaje con el arquitecto John Hutchinson. También asistió a clases nocturnas en la Escuela de Arte de Glasgow. Fue un excelente estudiante y ganó dos premios en concursos organizados por la institución. Tras completar su aprendizaje con John Hutchinson, se incorporó al estudio de arquitectura Honeyman & Keppie en 1889. Fue contratado como dibujante y pronto se convirtió en un colaborador indispensable, y fue nombrado socio en 1904, trabajando en proyectos importantes como las oficinas de uno de los periódicos de Glasgow, The Herald, comúnmente conocido como The Lighthouse. En este proyecto, realizado entre 1893 y 1895, definió los primeros esbozos de su estilo de inspiración Arts & Crafts, es decir, sobrio y sin adornos.

En 1891 obtuvo la beca «Alexander-Thomson», que le permitió recorrer Europa para estudiar la arquitectura antigua.

El estilo de Glasgow

En la Glasgow School of Art, Charles Mackintosh se unió a los Glasgow Boys, un grupo de estudiantes que participaban en exposiciones. En Escocia, su trabajo fue recibido con bastante frialdad. Las críticas les valieron el apodo de «La escuela de los fantasmas». En 1890, expusieron en Londres en la Grosvenor Gallery y tuvieron una acogida más favorable. A esto le siguió una exposición en la Secesión de Múnich en 1892, donde sus creaciones vanguardistas conquistaron a los alemanes. Durante este periodo, Mackintosh entabló amistad con James Herbert MacNair, uno de los Glasgow Boys. También conoció a Margaret MacDonald y a su hermana Frances MacDonald. Mackintosh, MacNair y las hermanas MacDonald pasaron a ser conocidos como «Los Cuatro». Celebraron una serie de exposiciones: en Lieja para su primera muestra conjunta en 1895, en Glasgow y en Londres en la Arts & Crafts Society en 1896. En 1899, MacNair se casó con Frances MacDonald.

En 1900, los cuatro artistas fueron invitados a Viena para la exposición de la Secesión vienesa. Allí se expusieron diversos elementos de arquitectura interior: muebles, textiles y paneles pintados. Este acontecimiento contribuyó a consolidar la reputación de Mackintosh y sus colegas. Grandes nombres aclamaron el estilo de la Escuela de Glasgow, como el arquitecto alemán Hermann Muthesius, que se convirtió en uno de los más fervientes partidarios de Mackintosh. Los secesionistas Josef Hoffmann y Gustav Klimt asumieron la influencia del Grupo de los Cuatro en sus futuros diseños.

Como resultado de este éxito, Charles Mackintosh consiguió contratos de diseño de interiores de clientes austriacos y alemanes. Fritz Wärndorfer, gran mecenas de la Wiener Werkstätte, un gremio de artesanos del movimiento secesionista, visitó Glasgow por motivos de trabajo y se reunió con algunos representantes de la Escuela de Glasgow, entre ellos los Mackintosh, por consejo de Hoffmann. Encargó una sala de música para su casa de Viena. Charles amuebló la habitación con muebles de su propia creación. Esta sala de música es única, ya que es totalmente blanca con algunos toques de lila y rosa. En 1906, Margaret diseñó la obra maestra de la sala, un tríptico de paneles de gesso titulado Las siete princesas. El lugar causó sensación. El crítico Ludwig Hevesi señaló que el salón era «un lugar de deleite espiritual».

El 14 de junio de 1900, Charles Mackintosh se casó con Margaret MacDonald en Dumbarton, cerca de Glasgow. Desde el principio de su colaboración, gran parte de su obra mezcla su propio estilo con el estilo más suave y floral de su esposa, realzando su obra más formal y rectilínea. Al igual que su contemporáneo, Frank Lloyd Wright, los diseños arquitectónicos de Mackintosh suelen incluir importantes indicaciones sobre los detalles de la decoración y el mobiliario de sus edificios. Mackintosh desarrolló gradualmente un nuevo estilo, alejándose de las influencias de Arts & Crafts. Sus diseños recurrían a la naturaleza y a motivos florales con suaves curvas, como el motivo de la «rosa de Mackintosh», e incorporaban referencias a la arquitectura tradicional escocesa.

Grandes proyectos arquitectónicos

Paralelamente a sus exposiciones europeas y a los encargos resultantes, Charles Rennie Mackintosh siguió practicando la arquitectura. Realizó proyectos de arquitectura bajo la dirección de Honeyman & Keppie. A partir de 1896 pudo explotar plenamente su creatividad, que se plasmó en proyectos como la construcción de la nueva Escuela de Arte de Glasgow y los salones de té de Catherine Cranston.

En 1896 conoció a la señorita Cranston, nombre por el que se conocía a esta empresaria de Glasgow. Fue una activista de las ligas de la templanza contra el alcohol. Para ello, quiso abrir muchos salones de té. Mackintosh fue contratado para diseñar los murales de su nuevo salón de té en Buchanan Street. El edificio que alberga el negocio fue renovado por George Washington Browne. Mackintosh hizo los frisos del salón de té de señoras, del comedor y de la sala de fumadores. George Henry Walton fue el encargado de diseñar la distribución interior y el mobiliario. Para el salón de té de Argyle Street, los papeles se invirtieron: Mackintosh diseñó el mobiliario y los interiores, y Walton hizo los murales. Fabricó sillones de respaldo alto para aislar a los clientes y crear una separación en el espacio. En 1900, la señorita Cranston le pidió que rediseñara una habitación de su salón de Ingram Street.

En 1903 puso en marcha los Willow Tearooms. Fue el único responsable del diseño y Catherine Cranston le dio mucha libertad creativa. Charles Rennie Mackintosh rediseñó la fachada exterior como una composición asimétrica, modelada con curvas poco profundas en algunas zonas. También creó nichos de diversa profundidad para las ventanas y la entrada principal. La composición está en armonía con los edificios vecinos adaptándose a las líneas de las cornisas, al tiempo que explora las ideas emergentes del Art Nouveau y del Movimiento Moderno. El interior está enteramente diseñado por Charles y Margaret: suelos, alfombras, muebles, paneles decorativos, iluminación, etc. La pieza principal del proyecto es la «habitación de lujo» por su rica decoración y sus muebles blancos. Este salón de té incorpora muchas de las ideas que Mackintosh y Macdonald ya habían aplicado en el diseño de otros proyectos, como el uso de materiales oscuros y claros para dar a las distintas estancias un carácter más masculino o femenino.

En 1897, Charles Rennie Mackintosh inició la construcción de la Escuela de Arte de Glasgow, que había comenzado el año anterior cuando su director, Francis H. Newbery, lanzó una campaña de recaudación de fondos para una nueva escuela. Esto llevó a la convocatoria de un concurso al que respondieron doce estudios de arquitectura de Glasgow. Mackintosh propuso su proyecto a través de la firma Honeyman & Keppie. Fue elegido el 13 de enero de 1897 por el consejo de administración de la escuela. Newbery, al conocer a Mackintosh como alumno, tuvo una gran influencia en la decisión final. Las obras de la primera fase del proyecto, el ala este y la entrada asimétrica, duraron dos años. La escuela, parcialmente construida, se inauguró el 20 de diciembre de 1899. El resto del proyecto se retrasó, ya que se superó ampliamente el presupuesto original. Tras la revisión de los planos del ala oeste, se construyó entre 1907 y 1909. El edificio definitivo se inauguró el 15 de diciembre de 1909 y es un diseño llamativo. Incorpora todas las influencias de Mackintosh, el estilo Arts & Crafts, el estilo moderno, el baronial escocés e innovaciones técnicas como los monumentales ventanales que adornan la fachada norte del edificio. El edificio es considerado por muchos críticos modernos como su obra maestra.

El editor de Glasgow Walter Blackie y su esposa visitaron Windy Hill, el primer proyecto residencial de Charles Rennie Mackintosh. Convencidos por la creatividad del arquitecto, la pareja le encargó el diseño de su futura villa en Helensburgh, en Argyll y Bute. El diseño de la villa se inspiró en gran medida en el proyecto «Casa para un amante del arte» de 1901. El estilo está menos internacionalizado que el proyecto alemán, pero se inspira en sus estilos favoritos, el baronial escocés y el Arts & Crafts. Charles Mackintosh supervisó la construcción del edificio de 1902 a 1903.

En 1903, Charles Rennie Mackintosh recibió el encargo de construir la Scotland Street School, una escuela en el barrio de Kingston de Glasgow. El pliego de condiciones era muy estricto, y el arquitecto tuvo que diseñar una escuela con 21 aulas para 1.250 alumnos con un presupuesto de 15.000 libras. El edificio combina el estilo baronal escocés con elementos modernos. El diseño de Mackintosh se inspiró en los castillos medievales de Rowallan, en East Ayrshire, y el Palacio de Falkland. El edificio tiene enormes ventanas en su fachada y dos torres de escaleras. Este tipo de ventana monumental será adoptado por los arquitectos del movimiento moderno alemán en sus diseños de edificios industriales en la década siguiente. La financiación provocó tensiones periódicas entre Mackintosh y el Patronato. El coste total de la escuela, inaugurada en 1906, fue de 34.291 libras, muy por encima del presupuesto.

A principios del siglo XX, Mackintosh participó en varias exposiciones y concursos.

En 1901, el Zeitschrift für Innendekoration, una revista alemana de diseño de interiores, organizó un concurso. Charles Rennie Mackintosh se presentó al concurso, pero debido a un retraso en la presentación de algunos de los planos requeridos, fue descalificado. Sin embargo, su estudio recibió una mención especial como una de las mejores propuestas. Hermann Muthesius, arquitecto y futuro fundador del movimiento Deutscher Werkbund, dijo del proyecto: «La arquitectura exterior del edificio es muy original y fundamentalmente innovadora. No hay rastro de las formas convencionales de la arquitectura, a las que el artista se muestra totalmente indiferente. Tras décadas de planificación, el edificio se terminó de construir en el parque Bellahouston de Glasgow a principios de la década de 1990, según el diseño original de Mackintosh realizado por Graham Roxburgh.

En 1902, Mackintosh y su esposa asistieron a la primera Exposición Internacional de Arte Decorativo Moderno en Turín, invitados por Newbery para representar a la Escuela de Arte de Glasgow. También estuvieron presentes Frances MacDonald y James Herbert MacNair y Dresden. Presentó un dormitorio, al que Margaret contribuyó diseñando los textiles. Ese mismo año también se presentó a un concurso para la construcción de la catedral de Liverpool, pero no tuvo éxito frente a Giles Gilbert Scott.

El fin de la era dorada

A finales de la década de 1910, el negocio de Charles Rennie Mackintosh estaba en declive. Las comisiones eran escasas y Escocia estaba en crisis económica. Además, a pesar de las buenas críticas, los escoceses tenían poco gusto por el estilo original y vanguardista del arquitecto. También era propenso a tener problemas con el alcohol y su fuerte carácter asustaba a la clientela de la agencia. En 1913, para el concurso de la escuela Jordanhill, propuso un diseño inviable y John Keppie se vio obligado a presentar el diseño de otro colega. Tras este revés, Mackintosh dimitió enfadado.

Al año siguiente, los Mackintosh se trasladaron temporalmente al pueblo de Walberswick (en), en Suffolk, al este de Inglaterra. Aquí Charles pintó muchos paisajes y estudios florales (a menudo en colaboración con Margaret, cuyo estilo Mackintosh adoptó cada vez más).

Durante la Primera Guerra Mundial, el gobierno prohibió la construcción de casas. En 1915, Wenman J. Bassett-Lowke compró la casa del 78 de Derngate en Northampton. Al año siguiente encargó a Mackintosh que lo modificara. Las reformas exteriores se realizaron principalmente en la parte trasera, ampliando la planta baja con balcones para los dormitorios de las plantas superiores, en un estilo decididamente moderno. En el interior, el arquitecto creó un hábitat Art Decó antes de su tiempo, tanto por el mobiliario como por los motivos geométricos de las paredes.

A partir de 1915, Charles Rennie Mackintosh recibió el encargo de dos importantes fabricantes textiles ingleses, Foxton»s y Sefton»s, de diseñar tejidos. Estas piezas textiles estaban destinadas a la producción en masa. Al principio dibujaba motivos florales repetitivos y estilizados, luego sus creaciones, aún inspiradas en la naturaleza, se volvieron más abstractas y libres. En 1923 puso fin a estas colaboraciones.

Los últimos años

En 1923, cuando Charles Mackintosh heredó los bienes de su madre, la pareja decidió abandonar Inglaterra y pasar sus vacaciones en la región francesa del Rosellón, en Amélie-les-Bains. En el verano de 1924 vivieron en Collioure, y durante los inviernos de 1925-26 y 1926-27 en el Hotel Le Commerce de Port-Vendres. Charles Mackintosh pudo dedicarse a lo que ahora consideraba su arte principal, la pintura. Pintó muchos paisajes en acuarela de los Pirineos Orientales, donde vivía la pareja.

En 1927 empezó a experimentar hinchazón y ampollas en la lengua. Los Mackintosh se fueron a Londres en otoño. Tras un examen, se descubrió que tenía cáncer de lengua. Debido a la falta de dinero, retrasó su ingreso en el hospital. A pesar del tratamiento con radio, su salud se deterioró. Poco a poco fue perdiendo la capacidad de hablar. Una vez más hospitalizado, Charles Rennie Mackintosh murió el 10 de diciembre de 1928 en la clínica de Porchester Square 26 a la edad de 60 años. Fue incinerado en el crematorio de Golders Green y sus cenizas fueron esparcidas en las aguas de Port Vendres por Margaret de acuerdo con sus últimos deseos.

Posteridad

En 1933 se le dedicó una exposición conmemorativa en Glasgow. El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York organiza una exposición retrospectiva de la obra de Charles Rennie Mackintosh del 21 de noviembre de 1996 al 16 de febrero de 1997. La exposición va acompañada de conferencias y un simposio a cargo de especialistas en Mackintosh, como Pamela Robertson, del Hunterian Museum and Art Gallery, el galerista Roger Billcliffe y el arquitecto J. Stewart Johnson. También se proyectan documentales sobre Mackintosh. En 2018 se celebra la exposición «Charles Rennie Mackintosh – Making the Glasgow Style» en la Kelvingrove Art Gallery and Museum con motivo del 150 aniversario de su nacimiento. El Lighthouse, centro cultural y museo de diseño y arquitectura de Glasgow, incluye una exposición permanente sobre Mackintosh.

Construida originalmente en el número 6 de Florentine Terrace, la casa adosada que habitó el matrimonio Mackintosh de 1906 a 1914 fue demolida en la década de 1960 tras un derrumbe. El edificio fue reconstruido a 100 metros de distancia en la década de 1980, junto al Hunterian Museum and Art Gallery. El interior está amueblado con diseños de Mackintosh a partir de fotografías de la época. El edificio se puede visitar a través del museo.

La Charles Rennie Mackintosh Society, creada en 1973, pretende fomentar un mayor conocimiento de la obra de Mackintosh y de su importancia como arquitecto, artista, estilista y diseñador. Desde 1999 tiene su sede en la iglesia Queen»s Cross de Glasgow, construida a finales del siglo XIX por Mackintosh.

En Francia, en el departamento de los Pirineos Orientales, donde vivió parte de su vida, hay lugares que albergan salas dedicadas al arquitecto. El Centre d»Art du Dôme de Port-Vendres, la Maison Fortalee de Belesta y el Musée d»Amélie-les-Bains-Palalda albergan una exposición permanente de la obra de Mackintosh. Estos lugares son gestionados por la sección francesa de la Sociedad Charles Rennie Mackintosh.

Charles Rennie Mackintosh es una de las figuras conmemoradas en una serie de billetes emitidos por el Clydesdale Bank en 2009, con su efigie en un billete de 100 libras. En 2012, una de las mayores colecciones de obras de arte de Charles Rennie Mackintosh y los Cuatro de Glasgow se vendió en una subasta en Edimburgo por 1,3 millones de libras.

Análisis

A lo largo de su vida, Charles Rennie Mackintosh intervino en muchos ámbitos. Como arquitecto, decorador, diseñador de muebles, textiles y herrajes, desarrolló rápidamente un estilo único combinando las diferentes influencias que surgían en la época. Mackintosh creó una fusión entre los elementos vernáculos tradicionales y el modernismo. Rompió con el estilo victoriano al abandonar la sobreabundancia de decoración.

Aunque no es muy popular en su Escocia natal, tuvo un éxito relativo fuera del Reino Unido. A nivel local, la personalidad de Mackintosh y los excesos de presupuesto crearon a menudo fricciones con los patronos y otros consejos. Además, sus diseños vanguardistas no siempre fueron comprendidos por el público. Las críticas a su estilo fueron a menudo duras. No fue hasta 1933 cuando una exposición retrospectiva rehabilitó su obra en su ciudad natal.

En sus exposiciones europeas influyó en los movimientos arquitectónicos emergentes, como la Secesión de Viena y el Deutscher Werkbund. Su creatividad fue mucho más reconocida allí que en Escocia y la respuesta fue mucho mayor. Precursor del posmodernismo, algunos de los principios desarrollados por Mackintosh fueron retomados posteriormente por los modernistas europeos, como en los edificios del movimiento Bauhaus.

Charles Rennie Mackintosh es ahora una de las principales atracciones de Glasgow. El redescubrimiento de Mackintosh como figura importante de la ciudad se vio favorecido por la designación de Glasgow como Capital Europea de la Cultura en 1990. Este acontecimiento dio lugar a una exposición de un año de duración sobre la obra de Mackintosh. Desde entonces, su popularidad se ha mantenido gracias a numerosas exposiciones y libros que ilustran aspectos de su vida y su obra. El renovado interés del público también ha propiciado la rehabilitación y apertura al público de otros edificios, como el Willow Tea Rooms de Glasgow, o la construcción de proyectos que el arquitecto no pudo completar, como la Casa para un amante del arte.

El papel de su esposa, Margaret, también es digno de mención. Tuvo una gran influencia en su diseño de interiores. Mackintosh escribió sobre ella: «No olvides que eres responsable de la mitad, si no de las tres cuartas partes, de todo mi trabajo…». También se le cita diciendo: «Margaret tiene genio, yo sólo tengo talento».

A continuación se enumeran la mayoría de los edificios construidos o diseñados por Charles Rennie Mackintosh que están catalogados en Escocia e Inglaterra.

Bibliografía

Documento utilizado como fuente para este artículo.

Enlaces externos

Fuentes

  1. Charles Rennie Mackintosh
  2. Charles Rennie Mackintosh