Thor

Resumen

Thor es el dios del trueno en la mitología nórdica. Es uno de los principales dioses del panteón nórdico y fue venerado en todo el mundo germánico. Su nombre tiene diferentes formas y grafías en distintos periodos y regiones del mundo germánico: Þórr en nórdico antiguo, Þunor en anglosajón, Þonar en frisón occidental, Donar en alto alemán antiguo, etc. Inicialmente, Thor es el «Trueno», un atributo del Padre Cielo.

Su culto en el antiguo mundo germánico fue reportado por primera vez por cronistas externos, especialmente Tácito. Sin embargo, los mitos asociados a él se encuentran principalmente en las Eddas, textos escandinavos muy posteriores escritos y recopilados en torno al siglo XIII, unos siglos después de la cristianización oficial de los últimos reinos vikingos y de los Völuspá.

Según estos textos nórdicos, Thor es el más poderoso de los dioses guerreros. Simboliza la fuerza, el valor, la agilidad y la victoria, utiliza el rayo y calma o excita las tormentas. Sus poderes están, pues, ligados al cielo. Tiene un carro tirado por dos cabras que le permite cruzar mundos. Su atributo más famoso es su martillo Mjöllnir, con el que crea rayos, y que sobre todo le permite ser el protector de los dioses y los hombres contra las fuerzas del caos, como los gigantes, a los que mata regularmente y de los que es el peor enemigo. Como dios de la tormenta, trae la lluvia, lo que le convierte también en una deidad vinculada a la fertilidad. Es hijo de Odín y Jörd, y su esposa es la diosa de cabellos dorados Sif.

Etimología

La forma Thor es la grafía común del dios nórdico, pero también es un antropónimo. La grafía nórdica habitual es Þórr, rúnico ᚦᚢᚱ (þur). También es la palabra nórdica para el trueno: þórr, de una más antigua þónr »trueno». Al igual que las palabras germánicas occidentales (alto alemán antiguo thonar, donir donar > alemán Donner, todas ellas con el significado de «trueno»), procede del germánico común *þonaroz o *þunraz que significa «trueno». Este teónimo se basa en una hipotética raíz indoeuropea *(s)ten-, *(s)tenh₂- > *terh2- »cruzar hasta su final», que encaja en una red formada por otras dos raíces que implican la idea de »golpear», *perh2- »golpear cruzando» y *kerh2- »dar golpes», que los poetas han constituido por cambio de la consonante inicial.

Apodos

Thor tiene multitud de nombres que se mencionan en las Eddas y otros poemas nórdicos. Su nombre más habitual es Asa-Thor, sobre todo en el Gylfaginning de la Edda en prosa de Snorri Sturluson. Del islandés antiguo Ása-Þórr, significa literalmente «Thor de los Aesir» o «Thor, que pertenece a la raza de los dioses Aesir». También se le conoce como Aka-Thor (en islandés antiguo Aka-Þórr). El verbo aka significa »conducir», »mover» (en un carro, carreta, etc.), lo que es relevante para el dios que conduce un carro tirado por dos cabras.

El kenning (plural, kenningar) es una figura retórica de la poesía escandinava que consiste en sustituir una palabra, o el nombre de un personaje o criatura, por una perífrasis. En el capítulo 11 de la parte de la Skáldskaparmál de la Edda de Snorri, el autor revela los kennings que pueden designar a Thor («Hijo de Odín y Jörd, Padre de Magni y Módi y Thrúdr, Esposo de Sif, Suegro de Ullr, Portador y Dueño de Mjöllnir y del Cinturón de la Fuerza, y Bilskirnir, Protector de Ásgard y Midgard, Adversario y Muerte de los Gigantes y las Mujeres Troll, Verdugo de Hrungnir, Geirrödr y Thrívaldi, Maestro de Thjálfi y Röskva, Enemigo de la Serpiente de Midgard, Hijo Adoptivo de Vingnir y Hlóra.

Familia y residencia

Según las Eddas, Thor es el hijo del dios soberano Odín y la personificación de la Tierra Jörd. Es el esposo de Sif, con quien tuvo una hija, Thrúd. Con su amante, la giganta Járnsaxa, tuvo a Magni. Desconocemos el nombre de la madre de su segundo hijo, Modi. Thor también tiene un hijastro, el dios Ull, que es hijo de Sif, pero su padre no se menciona en los textos conservados.

Thor reside en una mansión llamada Bilskirnir («Fragmento brillante»), situada en el reino de Þrúðheimr («Estancia de la fuerza») o Þrúðvangr («Campo(s) de la fuerza»), que contiene 540 habitaciones, donde vive con su familia. Esta mansión es el edificio más grande que existe.

Atributos y funciones

Thor es un guerrero muy poderoso, con una fuerza colosal e inigualable. Su cinturón mágico, llamado Megingjord, aumenta aún más su fuerza. Tiene un martillo de guerra de mango corto llamado Mjöllnir que siempre vuelve a la mano de Thor cuando lo lanza. Este martillo también crea rayos. Para manejar el mango utiliza unos guantes de hierro llamados Járngreipr. El Mjöllnir es el arma principal de Thor cuando lucha contra los gigantes. Este martillo de forma única se convirtió en un adorno muy popular durante la época vikinga, y se llevaba como colgante.

Thor viaja por el cielo en su carro, tirado por dos cabras llamadas Tanngrisnir y Tanngnjóstr («Dientes que crujen» y «Dientes brillantes»). Viaja con su criado y mensajero Thjálfi y la hermana de éste, Roskva. La Edda de Snorri nos dice que Thor puede asar sus cabras cuando tiene hambre y luego bendecir los huesos y las pieles con el Mjöllnir para resucitarlas y que puedan volver a funcionar. Sin embargo, los huesos no deben haberse roto.

Thor es el máximo defensor de Midgard y el guardián de los dioses y los hombres contra los gigantes. Por eso es uno de los dioses más venerados. Thor es el dios de la tormenta (y por tanto, por extensión, de la fertilidad) y de la fuerza guerrera.

Thor era el más popular de los dioses nórdicos. Era el dios preferido de los humildes y a él le pedían la bendición los recién casados. Thor, con su martillo, Mjöllnir, es el protector de los herreros, artesanos y agricultores.

Su frecuencia en los nombres personales y de lugares indica su inmensa popularidad. En Uppsala, Adam de Bremen lo muestra en el lugar de honor. Sus atributos van mucho más allá de sus funciones bélicas. Es el protector del ganado y de las cosechas. Su martillo, Mjöllnir, no es sólo un instrumento de destrucción, sino el instrumento con el que el dios consagra la solemnidad de una asamblea, de un rito. Probablemente por esta razón, muchas inscripciones rúnicas terminan con la fórmula: «Que Thor consagre estas runas».

Para Hilda Ellis Davidson, el culto a Thor estaba vinculado a la vivienda y las posesiones de los hombres, y al bienestar de la familia y la comunidad. Esto incluía la fertilidad de los campos, y Thor, aunque representado principalmente como un dios de la tormenta en los mitos, también se ocupaba de la fertilidad y de la preservación de la estación. «En nuestra época, las pequeñas hachas de piedra del pasado lejano han sido utilizadas como símbolos de fertilidad y colocadas por el agricultor en los agujeros hechos por la sembradora para recibir la primera semilla de la primavera. El matrimonio de Thor con Sif, de pelo dorado, del que apenas se habla en los mitos, parece ser una reminiscencia del antiguo símbolo del matrimonio divino entre el dios del cielo y la diosa de la tierra, cuando llega a la tierra en una tormenta y ésta trae la lluvia que hace fértiles los campos. De este modo, se puede considerar que Thor, al igual que Odín, continúa el culto al dios del cielo que se conocía en la Edad de Bronce».

Fuera del mundo escandinavo

Los germanos y sus creencias se mencionan por primera vez en los relatos romanos. La Germania de Tácito, un texto etnológico escrito hacia el año 98, es probablemente la primera mención conservada del dios Thor entre los germanos. Mediante la interpretatio romana, Tácito sustituye a Hércules por el nombre germánico de Thor. El capítulo 1 de la parte 9 dice:

«Es a Mercurio a quien más veneran. Para conciliar con él, llegan a sacrificarle seres humanos en determinados días, lo que consideran conforme a las leyes divinas. En cuanto a Hércules y Marte, los apaciguan ofreciéndoles los animales necesarios para este rito».

– Germania, IX, 1

Mercurio corresponde entonces al dios Odín, Hércules a Thor y Marte a Týr.

El dios Thor es mencionado por el cronista cristiano alemán Adam de Bremen en su Gesta Hammaburgensis ecclesiae pontificum, escrita en la segunda mitad del siglo XI.

«Se dice que gobierna el aire, que manda los truenos y los rayos, los vientos y las lluvias, el buen tiempo y los frutos de la tierra Thórr, con su cetro, parece representar a Júpiter».

– Gesta Hammaburgensis ecclesiae pontificum, IV, 26

Esto confirma el lugar de Thor más allá de su función bélica; también es un dios de la fertilidad. Este pasaje es también un ejemplo de interpretatio germanica que convierte a Thor en el equivalente del Júpiter romano (véase más adelante).

Thor parece haber sido degradado en Normandía, ya que se reduce a una especie de duende doméstico en Wace, un poeta normando del siglo XII, que nos cuenta que el arzobispo de Rouen, Mauger, tenía un pequeño duende privado, Toret («pequeño Thor»), que sólo acudía a su llamada y podía ser oído pero no visto.

Wace, Roman de Rou, c. 971-972.

En los textos escandinavos tardíos

El Alvíssmál es un poema didáctico, similar a otro poema eddico, el Vafþrúðnismál, ya que presenta a dos personajes míticos jugando a preguntas y respuestas sobre los mundos. Aquí entendemos que la hija de Thor está prometida a Alvíss, un enano. Thor, que se opone al matrimonio, le explica que sólo tendrá su consentimiento si puede responder a todas sus preguntas sobre los mundos. El enano responde correctamente a cada pregunta, pero Thor ha tenido éxito en su artimaña para deshacerse del enano, y el dios revela en el último verso que el Sol ha salido. El enano Alvíss acaba petrificado por la luz del Sol.

En este poema, el papel de Thor es sorprendente. Aquí, resuelve su problema mediante un subterfugio, una artimaña, que no es su forma habitual. En otros mitos, el dios del trueno se contenta con deshacerse de sus enemigos por la fuerza o la amenaza.

En el Grímnismál se menciona rápidamente a Thor cuando el dios Odín describe las moradas celestiales a su hijo adoptivo Agnarr. En la estrofa 4 explica que Thor reside en el reino de Thrǘdheimr (»Estancia de la Fuerza», que es donde se encuentra su residencia Bilskirnir), y que permanecerá allí hasta el fin del mundo; el Ragnarök.

Hárbarðsljóð se presenta con un breve texto en prosa que establece el escenario. Thor llega desde el mundo de los gigantes a un estrecho y ve a un barquero con su barco al otro lado.

Los versos comienzan cuando Thor pide al barquero que se presente, y la respuesta del barquero lo presenta como un personaje sarcástico e incluso insultante desde el principio. Thor le pide que lo lleve al otro lado del estrecho a cambio de una comida, pero el barquero le responde con insultos y le dice que se llama Hárbardr («Barba Gris», que es uno de los nombres de Odín, por lo que probablemente sea el dios Odín disfrazado burlándose de Thor). Sigue una serie de intercambios, en los que Hárbardr alaba sus proezas sexuales y sus habilidades mágicas y tácticas, preguntando sobre la marcha qué ha hecho Thor en este tiempo. Thor responde sucesivamente relatando sus aventuras en las que mató gigantes y protegió los mundos de los dioses (Ásgard) y de los hombres (Midgard). Después de insultarlo todo este tiempo, Hárbardr le dice a Thor que haga una distracción si quiere pasar, y luego lo maldice.

El humor, a veces crudo, está muy presente en algunos textos mitológicos, por lo que Hárbarðsljóð no es una excepción. Contrasta a Thor, franco, ingenuo y torpe, con el astuto y refinado Odín. El poema retrata fielmente las personalidades de estos dioses y muestra la forma tan humana y familiar en que los vikingos los percibían.

En la Hymiskviða, Thor exige un banquete al gigante Ægir, pero éste le pide un caldero lo suficientemente grande como para elaborar cerveza para todos los Aesir. Cuando los dioses no pueden encontrar uno, el dios Týr se ofrece a conseguir dicho caldero mediante el engaño de su padre el gigante Hymir. Entonces Thor y Týr van a Hymir y el gigante los recibe con gran disgusto. El gigante pone a prueba la fuerza y el valor de Thor varias veces. Thor se come dos bueyes en la cena él solo. Entonces Hymir le propone ir a pescar con una cabeza de buey como cebo. Reman hacia el mar y el gigante se resiste a ir más lejos, y arrastra dos ballenas por su cuenta. En cuanto a Thor, arrastra a la serpiente del mundo Jörmungand y la golpea con su martillo, lo que hace temblar la tierra. Entonces la serpiente se hunde en el mar. Hymir está disgustado y dirige el barco de vuelta al camino. Entonces duda de que Thor tenga la fuerza necesaria para llevar el barco a la orilla, pero el dios lo lleva hasta la granja. Pero Hymir sigue dudando de la fuerza de Thor y le reta a romper una de sus copas. Thor lanza la copa al cráneo de Hymir y se hace añicos. Hymir acepta que Thor y Týr se lleven el caldero si pueden levantarlo. Týr intenta levantarlo, pero sin éxito. Así que Thor se pone manos a la obra y cruzando el suelo consigue levantar el caldero y se va con él. Los dioses pronto son perseguidos por los gigantes, y Thor los mata a todos con su martillo. Lleva el caldero de vuelta a Ægir y desde entonces, cada otoño, los dioses pueden beber cerveza en la fiesta de Ægir.

En Hyndluljóð, se menciona brevemente a Thor en la estrofa 4, cuando Freyja explica a la völva Hyndla que Thor siempre le será leal aunque no le gusten las esposas de los gigantes.

En el Lokasenna, la introducción en prosa explica que el gigante Ægir ha invitado a los Aesir a su banquete, con la presencia de casi todos los dioses principales excepto Thor, que se encuentra en una expedición al este. En el banquete, el malvado dios Loki se irrita y ataca a los dioses en una justa verbal, insultando y ofendiendo a casi todos ellos a su vez. Luego, en la estrofa 57, Thor regresa de su expedición y amenaza a Loki para que se calle:

Sigue un intercambio entre los dos dioses hasta el final del poema, donde Thor se contenta, sin embargo, con responder con amenazas redundantes no muy diferentes a las de la estrofa 57. Loki critica a Thor por no tener el valor de luchar contra el lobo Fenrir en la profética batalla del Ragnarök, cuando éste engulle a Odín (de hecho, Thor estará ocupado luchando contra la serpiente Jörmungand, y se matarán mutuamente). Loki también se burla de la ridícula expedición de Thor al gigante Útgarða-Loki, tal y como se cuenta en el Gylfaginning (ver más adelante). Finalmente, Loki queda impresionado por las amenazas de Thor y decide salir porque sabe que Thor las cumplirá. Luego maldice el banquete de Ægir. El poema concluye con un texto en prosa que cuenta la historia de Loki escondido en forma de salmón en una cascada mientras los dioses le persiguen. Lo capturan y le infligen las torturas que sufrirá hasta el Ragnarök, también detalladas en el Gylfaginning.

Durante mucho tiempo, los estudiosos consideraron que este poema era de influencia cristiana, por el desprecio que muestra hacia las deidades a través de los insultos de Loki. Sin embargo, hoy en día ya no se duda del auténtico paganismo de este texto, probablemente compuesto hacia el año 1000. Las referencias míticas de Loki se confirman en otros escritos, y este género paródico es clásico en los textos mitológicos. Además, Thor se libra relativamente de los insultos graves, el autor del poema probablemente no quería ofenderlo.

El mito burlesco del robo del martillo de Thor se cuenta en el poema eddico Þrymskviða. Thor se despierta y descubre que su martillo Mjöllnir ha desaparecido. Loki vuela al mundo de los gigantes para encontrarla, y se encuentra con el gigante Þrymr, que declara que la ha tomado, y sólo la devolverá a cambio de la mano de la diosa Freyja. Loki vuelve para informar a Thor, y Freyja está furiosa y se niega a entregarse al gigante. El dios Heimdall propone disfrazar a Thor de novia para engañar al gigante, lo que hace no sin reticencias. Loki le acompaña disfrazado de sirvienta. Los dos dioses son recibidos en un banquete por el gigante, que es engañado por el subterfugio. El gigante se da cuenta de algunas cosas extrañas en el comportamiento de su mujer; come y bebe mucho más de lo que cabría esperar. Loki, disfrazado, le explica que esto se debe a que ha viajado ocho noches seguidas sin comer en su prisa por dar la mano. Þrymr pregunta entonces por qué tiene los ojos tan enfadados. Loki responde que es porque no ha dormido durante ocho noches en su prisa por dar su mano. Þrymr ordena que le traigan el martillo para consagrar a la novia, así que Thor lo coge, se quita el disfraz y mata a Þrymr antes de masacrar a toda su familia.

Aunque el tema del poema emana sin duda de un mito auténtico, esta versión, escrita en el siglo XIII, probablemente por Snorri Sturluson, delata su cristianismo por su tono evidentemente satírico, divertido por la codicia y la brutalidad de Thor, pero no despectivo.

En el famoso poema Völuspá, que describe con detalle los acontecimientos de la profética batalla del Ragnarök durante la cual perecen la mayoría de los dioses, se menciona a Thor en la estrofa 56 con el enunciado «glorioso hijo de Hlódyn». La estrofa menciona su lucha contra la serpiente de Midgard, Jörmungand, donde exhausto tras el combate se retira nueve pasos sin vergüenza. En la Edda de Snorri se dice que mata a la serpiente antes de sucumbir tras nueve pasos al veneno del monstruo (véase más abajo).

La Edda de Snorri es un relato en prosa de la mitología nórdica escrito en el siglo XIII por el diplomático y cristiano islandés Snorri Sturluson. El autor se basó en los mitos relatados en los poemas eddicos y escáldicos, de los que cita regularmente versos, así como en la tradición oral aún presente a pesar de la conversión oficial de Islandia unos siglos antes, en el año 1000. Si algunos de los mitos narrados en la Edda de Snorri se conocen en otros lugares, otros no, por lo que su obra es el único testigo de estas leyendas. Surge entonces entre los estudiosos la cuestión de si estos relatos son verdaderos, si son cristianos, si son invenciones del autor o si son testimonios fieles de creencias precristianas. Sea como sea, esta obra tardía sigue siendo una fuente esencial, y la más completa que tenemos, de la mitología nórdica.

El prólogo de la Edda de Snorri es un relato evemerista de la mitología nórdica, donde los dioses son en realidad hombres de Troya. Desde el punto de vista mitológico, este prólogo no debe tomarse en serio, ya que es una invención del autor.

Snorri Sturluson explica que en Troya había doce reinos gobernados por reyes, uno de los cuales, llamado Múnón, se casó con Tróán, que era la hija del alto rey Príamo. De su unión nació Trór, a quien conocemos como Thor. El niño se crió con el duque Lóríkus en Tracia. El niño tenía el pelo rubio, y a los 12 años tenía toda la fuerza de un hombre. Mató a sus padres adoptivos y tomó para sí el reino de Tracia, que se llama Thrǘdheimr. Conquistó muchas tierras y derrotó al más grande de los dragones. Se casó con la profetisa Síbil, a la que conocemos como Sif, que era la más bella de todas las mujeres y tenía el pelo dorado. Con ella tuvo un hijo Lóriði y 17 generaciones de descendientes hasta Vóden, conocido como Odín. Odín y sus hijos emigraron a Europa y son los ancestros de las dinastías reales escandinavas.

La primera parte de la Edda de Snorri, llamada Gylfaginning, presenta al rey sueco Gylfi viajando al mundo de los dioses, disfrazado de Gangleri. Es recibido por tres figuras sentadas en un trono, Hár, Jafnhár y Þriði (Alto, También Alto y Tercero) que se someten de buen grado a sus preguntas, explicando la cosmogonía y las aventuras de los dioses.

La primera mención de Thor en el Gylfaginning se encuentra en el capítulo 9. Tras la creación de la Tierra y de la primera pareja de hombres por parte de Odín, el texto explica que Odín se casa con la Tierra para dar lugar a Thor:

«La tierra era su hija, y también su esposa; de ella tuvo el primero de sus hijos, a saber, Asa-Thor, en quien la fuerza y el vigor eran innatos, por eso triunfó sobre todos los seres vivos.

– Gylfaginning, capítulo 9

En el capítulo 15, entendemos que los dioses utilizan el puente del arco iris Bifröst para llegar al consejo de los Aesir en Ásgard. Thor tiene que hacer el viaje a pie ya que es demasiado pesado para usar el puente.

A partir del capítulo 20, se presentan todos los principales dioses del panteón nórdico. Thor es el segundo dios que se presenta después de Odín, en el capítulo 21, lo que demuestra su importancia. Se le describe como «el más eminente» de los Aesir y «el más fuerte de todos los dioses y hombres». Tiene una sala de 640 vanos, Bilskirnir, el mayor edificio conocido. En este capítulo también se explica que Thor posee un carro tirado por dos cabras, Tanngrisnir y Tanngnjóstr. También posee tres objetos preciosos, el martillo Mjöllnir con el que ha matado a muchos gigantes, un cinturón de fuerza que duplica su fuerza cuando lo lleva puesto y unos guantes de hierro sin los que no podría agarrar el mango de su martillo. Thor ha realizado tantas hazañas que sería imposible enumerarlas todas.

En el capítulo 29, se dice que el dios Vidar es «casi tan fuerte como Thor». La Tierra es personificada como la diosa Ase Jörd en el capítulo 36, cuando se afirma que es la madre de Thor.

En el capítulo 42 del Gylfaginning, un maestro de obras se presenta a los dioses en el principio de los tiempos y les ofrece construir una fortaleza en sólo tres semestres, que les protegerá de los gigantes. Entonces pide un pago a la diosa Freyja, al Sol y a la Luna con la condición de tener éxito. Los dioses aceptan, pensando que no tendrá éxito. Pero el forastero, con la ayuda de su caballo Svadilfari, inicia la construcción a una velocidad impresionante. Preocupados de que tenga éxito, los dioses celebran un consejo y obligan a Loki a impedir que el forastero termine su trabajo a tiempo. Loki se transforma en una yegua en celo para distraer al caballo del desconocido, impidiéndole así completar su tarea a tiempo. En un arrebato, el maestro de obras revela su verdadera identidad como gigante. Los dioses convocan a Thor que le rompe el cráneo con su martillo.

Los capítulos 44 a 47 de la Gylfaginning cuentan la leyenda de Thor en la casa del rey gigante Útgarða-Loki. Gangleri pide a Hár, Jafnhár y Þriði que le cuenten una historia en la que Thor haya sido dominado por la fuerza o la magia. Al principio son reacios, pero luego aceptan. Thor y Loki son acogidos por un campesino para pasar la noche. Las cabras de Thor se utilizan como comida, pero Thjálfi, el hijo del campesino, rompe un hueso para obtener la médula. A la mañana siguiente, Thor bendice los restos de las cabras resucitadas, pero una de ellas cojea. Furioso, acusa a los campesinos de haberse roto un hueso. Aterrados, aceptan entregarle a sus dos hijos como sirvientes, Thjálfi y Roskva.

En el capítulo 45, el grupo va de expedición a Jötunheim, y se instalan en una casa muy grande para pasar la noche. A la mañana siguiente descubren a un gigante en las afueras llamado Skrymir, y la casa en la que han dormido es en realidad su guante. Entonces los dioses y el gigante caminan juntos hasta el siguiente anochecer. Skrymir se tumba bajo un roble y ofrece a los demás comida de su saco, pero Thor no puede desatar las ataduras. Furioso, golpea tres veces la cabeza de Skrymir con un martillo mientras duerme, pero el gigante se despierta cada vez preguntando si le ha caído una hoja, una bellota y una ramita en la cabeza. Entonces Skrymir les deja, diciéndoles que la fortaleza de Utgard, donde reina Útgarða-Loki, se encuentra más lejos, y donde los gigantes son mucho más grandes. Les aconseja que no vayan allí, o que se comporten con educación.

En el capítulo 46 los compañeros llegan a la enorme fortaleza de Utgard y se presentan ante el rey Útgarða-Loki quien, burlándose de su pequeño tamaño, les pregunta si tienen algún talento superior al de los demás hombres. Loki responde que come más rápido que cualquier otro hombre. A continuación, compite con cierto Logi que lo derrota en una partida. Thjálfi dice que es más rápido que todos los hombres, pero pierde la carrera contra un chico llamado Hugi. Thor dice que es un buen bebedor, así que el rey le da un cuerno para que beba, pero Thor, sin aliento, apenas puede bajar la bebida en el cuerno después de tres golpes. Riéndose de su debilidad, Útgarða-Loki sugiere que Thor intente levantar su gato, pero el dios se esfuerza por levantar una de sus piernas. Furioso por la burla del rey, Thor pide que alguien luche con él. El rey le hace entonces luchar contra su antigua enfermera Elli, que consigue poner a Thor de rodillas.

En el capítulo 47, leemos que a la mañana siguiente el rey los acompaña fuera del reino y le pregunta a Thor si alguna vez se ha encontrado con un oponente más poderoso, a lo que Thor responde que sí ha sufrido una gran deshonra. Entonces Útgarða-Loki le explica las ilusiones visuales que les ha hecho sufrir. Confiesa que era el gigante Skrymir y que las ataduras de su bolsa eran de hierro hechizado. Además, los tres golpes de martillo no le dieron y crearon tres valles profundos. Loki había luchado contra el fuego salvaje, y Thjálfi contra su espíritu. El cuerno al que Thor apuntó estaba conectado con el océano y el dios apuntó tanto que creó las mareas, el gato era en realidad la serpiente de Midgard que Thor aún logró levantar, y finalmente la anciana con la que luchó era en realidad una personificación de la vejez. Todos los testigos quedaron impresionados y aterrados por la proeza de los tres compañeros, que superó con creces sus expectativas. Furioso, Thor blandió su martillo para golpear al gigante, pero éste desapareció junto con su fortaleza.

El capítulo 48 de la Gylfaginning relata el viaje de pesca de Thor con el gigante Hymir, similar al poema eddico Hymiskviða (ver arriba) pero con notables diferencias. Thor, bajo la apariencia de un joven, acude a la casa del gigante Hymir, que lo acoge para pasar la noche. Al día siguiente, Thor va con el gigante a pescar, aunque el gigante duda de la capacidad de un niño para pescar en mar abierto. Thor insiste, y toma como cebo la cabeza de un buey que ha arrancado con sus propias manos. Los dos protagonistas reman en alta mar a una velocidad prodigiosa. Entonces a Hymir le preocupa que el barco se adentre demasiado en el mar, lo cual es peligroso por culpa de la serpiente de Midgard, Jörmungand. Pero Thor insiste a pesar del miedo del gigante. Thor lanza el gancho al mar y atrapa a Jörmungand. Tirando furiosamente del cabo, los dos pies de Thor atraviesan el barco. Aterrorizado, el gigante Hymir corta el sedal cuando Thor está a punto de golpear al monstruo con su martillo. Thor entonces golpea al gigante, impulsándolo por la borda, y regresa.

En el capítulo 49 del Gylfaginning nos enteramos de las circunstancias del asesinato del dios Baldr por un truco de Loki. El cadáver del dios es quemado en el mar en su barco. Con su martillo, Thor consagra la pira. En ese momento, el enano Lit corre a ponerse en pie, por lo que el dios atronador le da una patada, arrojándolo a las llamas. Loki entonces impide astutamente que Baldr regrese del mundo de los muertos. El capítulo 50 explica la captura del dios Loki y el castigo que le sigue, cuyas causas son, sin embargo, diferentes de las del poema eddico Lokasenna (véase más arriba). Con los dioses en persecución, Loki se transforma en un salmón y se esconde en un río. Los dioses utilizan una red de pesca y suben y bajan por el río para atraparlo, con Thor sujetando un extremo y todos los demás dioses el otro. Pero Loki escapa de ellos saltando por encima de la red. Los dioses lo hacen de nuevo pero con Thor caminando en medio del río. Esta vez, cuando Loki salta, Thor le agarra firmemente la cola, y a partir de entonces todos los salmones tienen un cuerpo delgado en la espalda. Los Aesir llevan entonces a Loki a una cueva. También se llevan a los hijos de Loki, Vali y Narfi, y convierten al primero en un lobo que luego devora al segundo. Con las tripas de Narfi, atan a Loki a tres piedras y le atan una serpiente venenosa encima para que su veneno gotee por su cara. La esposa de Loki, Sigyn, está junto a él con un cuenco para recoger las gotas, pero en cuanto se gira para vaciarlo el veneno gotea por la cara de Loki causándole tanto dolor que se producen los terremotos. El dios malvado está así condenado a este calvario hasta el Ragnarök, cuando se romperán todas las cadenas.

El Ragnarök, narrado en el capítulo 51 del Gylfaginning, es un fin del mundo profético en el que todos los dioses y hombres se enfrentan a Loki, los gigantes y todas las fuerzas del caos. Casi todos los dioses perecen. Odín se enfrenta al lobo Fenrir y es engullido, y Thor no puede ayudarle mientras lucha contra la serpiente de Midgard Jörmungand. El dios mata al monstruo y da nueve pasos antes de sucumbir al veneno de la serpiente. Esto también se menciona en el Völuspá (véase más arriba).

En el capítulo 53 se explican las etapas de renovación tras este fin del mundo, y leemos que los hijos de Thor, Modi y Magni, sobreviven y están en posesión de su martillo Mjöllnir. Esto también se afirma en la estrofa 51 del poema eddico Vafþrúðnismál, pero allí no se menciona a Thor.

En la segunda parte de la Edda de Snorri, titulada Skáldskaparmál, el gigante Ægir es recibido en una fiesta de las Aesir. El dios Bragi le cuenta las aventuras de los dioses. En el capítulo 1, nos enteramos de que Thor está entre los doce Aesir en el banquete.

El capítulo 3 cuenta la historia de Odín atrayendo al gigante Hrungnir al reino de los dioses, Ásgard, mientras Thor está en el este matando trolls. Los dioses invitan a Hrungnir a su banquete. Borracho, el gigante insulta y amenaza a los dioses, que convocan a Thor. El gigante y Thor acuerdan reunirse para luchar, ya que Hrungnir estaba desarmado. Preocupados por perder al más fuerte de los suyos, los gigantes crean un enorme hombre de arcilla llamado Mokkurkalfi, con el que Hrungnir recibe a Thor, acompañado de su sirviente Thjálfi. Este último advierte al gigante que Thor lo atacará desde abajo. Entonces Hrungnir coloca su escudo de piedra bajo sus pies, pero Thor viene de frente y le lanza su martillo. En respuesta, el gigante le lanza su piedra de afilar y un trozo de ella se clava en la cabeza de Thor, mientras que su martillo destroza la cabeza del gigante. El gigante cae sobre Thor, aprisionándolo, mientras Thjálfi mata al hombre de barro. Entonces los Aesir intentan liberar a Thor, pero sólo su hijo Magni, de tres noches, lo consigue. La bruja Groa intenta quitar mágicamente el trozo de piedra de afilar del cráneo de Thor, pero es en vano. A partir de ese día, se prohíbe arrojar piedras de afilar al suelo porque resonarían en el fragmento clavado en la cabeza del dios del trueno.

En el capítulo 4, Loki volando en forma de halcón es capturado por el gigante Geirröd. Geirröd odia a Thor y exige a Loki que lo atraiga a casa. Loki acepta llevar a Thor a esta trampa a cambio de su vida. Loki convence a Thor para que acuda a los dominios de Geirrod sin su martillo, su cinturón mágico ni sus guantes. En su viaje al reino de Geirröd, Thor es recibido por la giganta Gríðr que le revela el verdadero propósito y le entrega sus guantes de hierro, Járngreipr, su cinturón mágico, Megingjord y una lanza. Thor cruza entonces el río Vimur hacia el reino de Geirröd, pero cuando está a mitad de camino, el agua le llega a los hombros. Entonces se da cuenta de que Gjálp, la hija del gigante, es la causante de la inundación, por lo que el dios le lanza una piedra para evitar que cause más daño. Loki y Thor llegan a la casa del gigante, que pone a Thor en un asiento. De repente, su asiento se eleva hasta el techo. Entonces Thor hace fuerza contra el marco y pone todo su peso sobre él, lo que rompe las espaldas de las hijas de Geirröd, Gjálp y Greip, que estaban levantando su silla. El gigante intenta entonces matar a Thor lanzándole un trozo de hierro al rojo vivo, pero Thor lo atrapa en el aire y lo lanza de nuevo sobre su cuerpo.

En el capítulo 5, el bromista Loki le corta el pelo a Sif, la esposa de Thor, mientras duerme. Con Thor furioso, Loki promete recuperar de los elfos oscuros un cabello dorado para Sif que volvería a crecer como el otro cabello. Loki encuentra entonces a los enanos que fabrican el cabello dorado, así como el barco Skidbladnir y la lanza de Odín, Gungnir. Entonces Loki apostó su cabeza a los enanos Brokk y su hermano Eitri que no podían fabricar tan preciados objetos. Crean el jabalí de oro de Freyr, llamado Gullinbursti, el anillo de oro de Odín, Draupnir, y el martillo de Thor, Mjöllnir, que tiene un mango corto porque Loki distrajo a los enanos durante su fabricación para que perdieran la apuesta. Los Aesir deciden que los hermanos Brokk y Eitri han creado los objetos más preciados ya que el martillo protegerá a los dioses de los gigantes. Loki escapa para salvar su cabeza pero Thor lo alcanza para pagar a los enanos su cuota. Loki declara entonces que es su cabeza la que ha empeñado, no su cuello, por lo que los enanos se limitan a coserle los labios.

El autor de la Edda, Snorri Sturluson, utilizó algunos de los poemas escáldicos al escribir su obra, que eran textos muy elaborados y esotéricos de poetas vikingos. Las estrofas de los poemas escáldicos que mencionan a Thor sólo se conservan en la Edda de Snorri, que las cita para ilustrar los mitos que transcribe en prosa. Los poemas que mencionan a Thor son Haustlöng 14-20, Húsdrápa, Ragnarsdrápa 14-20 y otros tres poemas con el nombre de þórsdrápa.

La Gesta Danorum (Gesto de los daneses) es una obra en latín escrita a finales del siglo XII por el historiador Saxo Grammaticus a petición del estadista Absalon, que gobernaba entonces Dinamarca y deseaba dotar a su país de una verdadera epopeya nacional. En su obra, Saxo Grammaticus presenta la historia de los primeros héroes y reyes daneses. Se inspiró en los mitos precristianos y propuso una versión fuertemente evolucionista en la que los dioses nórdicos son en realidad hombres de poder superior que pretendían ser deidades. En el capítulo 2 del Libro Segundo, leemos del héroe guerrero Regnerus que «salvo el dios Thor, ningún poder sobrenatural le daba miedo».

Los primeros capítulos del Libro Tercero cuentan la rivalidad entre Høtherus (correspondiente al dios Höd) y Balderus (correspondiente al dios Baldr) por la mano de la princesa Nanna. En el capítulo 2 se produce una batalla que parece enfrentar a los hombres (del lado de Høtherus) con los dioses (del lado de Balderus). Odín, Thor y otras deidades luchan por Baldr. Con su garrote, Thor masacra a todos los que se encuentran en su camino. Se dice que «contra Thor, no tenía sentido ser de buena estatura o de gran fuerza». Sin embargo, Høtherus consigue rebanar el mango del garrote de Thor, inutilizando su arma, por lo que los dioses se ven obligados a retirarse, dejando la victoria a los hombres.

El capítulo 5 del sexto libro cuenta la historia del héroe Starcatherus. El autor explica que una «tonta» leyenda popular afirma que el héroe descendía de gigantes, y que nació con brazos adicionales que delataban su ascendencia. Así que el dios Thor le cortó los miembros extra, dándole una apariencia normal. El autor vuelve así a los tiempos antiguos, cuando los magos impostores Thor y Odín se hacían pasar por deidades, aprovechándose de la credulidad e ingenuidad del pueblo escandinavo en detrimento de la «verdadera religión». En consecuencia, los días de la semana reciben el nombre de las falsas deidades (véase más adelante). Saxo Grammaticus critica entonces con razón la interpretatio romana que asocia a Thor con Júpiter.

En el capítulo 2 del séptimo libro, el héroe Haldanus es tan glorificado por sus hazañas que los suecos creen que es hijo del dios Thor.

Thor se menciona por última vez en el capítulo 14 del Libro Octavo, cuando el héroe Thorkillus explica a sus compañeros el origen de la escena que están presenciando; una brecha en una montaña y los cadáveres de un hombre y varias mujeres. Enfadado por la insolencia de los gigantes, el dios Thor había golpeado al gigante Gerethus con una espada y el arma siguió su curso y abrió la ladera de la montaña, entonces el dios golpeó a las esposas del gigante.

La saga Eyrbyggja es una saga islandesa de autor desconocido conservada en dos manuscritos de los siglos XIII y XIV. Cuenta la historia de importantes familias islandesas desde la época de la colonización hasta principios del siglo XI, y se diferencia de otras sagas islandesas por su mayor interés en el folclore, el culto pagano y la superstición.

En el capítulo III, leemos que Rolf es un poderoso jefe noruego, guardián del templo de Thor y «gran amigo» del dios, por lo que se le apoda Thorolf. En esta saga, la práctica de añadir Thor- al nombre, en honor al dios, reaparece varias veces y muchos personajes son nombrados de esta manera. Por ejemplo, en el capítulo VII, Thorolf tiene un hijo llamado Stein, y el padre se lo entrega a Thor y lo llama Thorstein, que a su vez tiene un hijo, Grim, al que llama Thorgrim. El rey Harald destierra a Thorolf de Noruega, porque ha ayudado a un forajido. En el capítulo IV, Thorolf hace un sacrificio al dios Thor y le pregunta si debe hacer las paces con Harald o buscarse la vida en otra parte. Finalmente parte hacia Islandia y desmantela el templo de Thor para llevarse la madera. Cuando llega a Islandia, Thorolf arroja al mar los pilares de madera del alto asiento de Thor y dice que se instalará en la tierra donde los pilares están varados. Pero los pilares se alejan y Thorolf aterriza en una ensenada. Entonces encuentra los pilares varados en una tierra que desde entonces se llama Þórsnes. Esta práctica de asentarse en los lugares donde encajan los pilares de una deidad era habitual, y está atestiguada en otros textos nórdicos como el Landnámabók y la saga de los Egils. Thorolf descubrió entonces un río al que bautizó con el nombre de río de Thor, y en él se quedaron sus compañeros. Se instala en otro lugar y construye su templo a los dioses. Se describe el templo, así como las prácticas religiosas y los tabúes. En el capítulo X, leemos que hay una Cosa en el oeste y que hay una Piedra de Thor en la que se sacrifican hombres.

La Heimskringla, o Saga de los Reyes de Noruega, es una obra escrita por Snorri Sturluson hacia 1230 en la que describe la historia de los reyes noruegos desde la prehistoria hasta su propia época. La primera parte, La Saga de los Ynglingar, narra los inicios prehistóricos de la dinastía real sueca de la que proceden los reyes noruegos. Para ello, el autor Snorri Sturluson utilizó las fuentes mitológicas que tenía a su disposición, y cuenta una versión fuertemente evolucionista de los mitos nórdicos, por lo que los dioses son presentados como hombres. Según el capítulo 2, Odín es un gran líder guerrero y mago de Asia («Asalandia») que es adorado por sus hombres. En el capítulo 5 adquiere las tierras del rey Gylfi y le da a sus sacerdotes (que corresponden a los dioses nórdicos) viviendas. Luego se menciona a Thor como uno de los sacerdotes, está en Thrudvang. En el capítulo 7 nos enteramos de que Odín y sus doce sacerdotes son venerados por sus poderes, de modo que los hombres los toman por dioses y creen en ellos durante mucho tiempo. Los hombres dan a sus hijos nombres derivados de Thor, como Thorir, Thorarin, Steinthor y Hafthor.

Luego se menciona a Thor más adelante en el libro, sin ser un actor. En el capítulo 17 de la Saga de Haakon el Bueno, se describe al rey Haakon dedicando su copa al dios Thor y haciendo «la señal del martillo antes de beber». En el capítulo 69 de la saga de Olaf Tryggvason, el rey cristiano Olaf entra en un templo pagano y ve una estatua de oro y plata de Thor entronizada allí, descrita entonces como «el más venerado de los dioses». El rey golpea la estatua con su hacha y se cae del altar, mientras todos los hombres del rey derriban las otras estatuas de dioses.

Arqueología y arte

En Francia, se descubrieron dos martillos de Thor de plata en Normandía, en Saint-Pierre-de-Varengeville y Sahurs.

Además, hay representaciones en la escultura de algunas iglesias, especialmente en la iglesia abacial de Saint-Georges de Saint-Martin-de-Boscherville (Seine-Maritime), en la iglesia de Rots (Calvados) y quizás también en la abadía de Graville (Seine-Maritime)

Léxico

La versión germánica occidental: el alemán Donar (> alemán Donner »trueno») y el inglés antiguo Þunor (> inglés thunder) está presente en el alemán Donnerstag y el inglés Thursday

Onomástica

Thor era un dios muy popular, por lo que los ejemplos toponímicos son numerosos en los países germánicos, y dan testimonio de antiguos lugares de culto específicos para el «dios del trueno». Sin embargo, la mayoría de los ejemplos deben tomarse con precaución, ya que se trata más bien de nombres personales derivados de Thor y, por tanto, muy diversos y comunes en Escandinavia, Inglaterra y Normandía (como Þórleif, Þórstein, Þórkel, etc.). Los lugares que eran verdaderos lugares de culto son más reconocibles cuando contienen el elemento -ve (»santuario»), -hof (»templo, santuario, relicario»), para -lundr (»arboleda») es más incierto. Thorshof es un tipo frecuente en el sur de Noruega. Otros son todavía inciertos y no se sabe si son lugares de culto, como Thorsåker en Suecia (con -akr »campo (cultivado)»). Sin embargo, en Inglaterra, el nombre Thurstable (»pilar de Thor») indica un lugar de culto al dios. Lo mismo ocurre con Islandia, isla conquistada por los vikingos, que sigue teniendo una lengua descendiente directa del nórdico antiguo, y en cuyo territorio se encuentra el nombre del dios en los topónimos, según las sagas, como Þórsnes (Saga Eyrbyggja).

El lugar en inglés antiguo Thunores hlæw (»cueva del trueno, refugio») contiene probablemente el nombre del dios. En Alemania, la toponimia relacionada con Donar es aún más rara, dada la anterior conversión al cristianismo, sin embargo el nombre Donnersberg es recurrente.

En Normandía, muchos topónimos se basan también en antropónimos que contienen el nombre del dios, así por ejemplo los numerosos Tourville son formaciones medievales en -ville «finca» precedidas del nombre de un propietario que toma prestado el suyo del dios Þórr o Thor. Sólo la isla del Sena, la isla de Oissel o la isla de Sainte-Catherine, pudo contener el nombre del propio dios: de hecho, en su día se llamó *Thorholm, que se encuentra, por ejemplo, en un título de Roberto el Magnífico en 1030 en la forma latinizada Torhulmus. Este nombre deriva del nórdico antiguo Þórholmr »isla de Thor». Esta explicación es discutida dada la presencia del lugar Tourville-la-Rivière (Tor villam en 996-1026), justo enfrente, que difícilmente puede deber su nombre al dios. No debe confundirse con Trouville, que contiene el antropónimo anglo-escandinavo Torold, una variante del nórdico Þórvaldr (otra forma Þóraldr) »gobernado por Thor» o Þórulfr (otra forma Þorólfr) »lobo de Thor», según el caso. El primer antropónimo se perpetúa en el antiguo nombre normando Turold, del que proceden los apellidos Touroude, Thouroude, Théroude, Throude y Troude. Otros nombres personales escandinavos basados en el nombre del dios Thor- son frecuentes en Normandía: Þórfriðr (Þórgisl (Þórketill (Þórlakr (NL Tourlaville, ANP Tourlaque, véase. Rue Tourlaque en París), Þórmodr (NL Trémauville, ANP Turmod) y el antropónimo más frecuente Þórsteinn »piedra de Thor», que es el origen de los numerosísimos apellidos Toutain, Toustain y Tostain. Por otro lado, no hay nada que vincule un topónimo normando con un culto al dios Thor. Sin embargo, existe un curioso pleonasmo cerca de Bacqueville (Eure): el lugar llamado La pierre Toutain, es decir, «la piedra de Thor», sin que sea posible dilucidar su origen y significado real. Tampoco hay pruebas que relacionen los nombres en -lundr (o -lunda) que se han convertido en -lon, -ron o -londe en Normandía con un «bosque sagrado» o con el dios Thor. El caso de Bois-Tortuit (Grainville-la-Teinturière) es igualmente dudoso, aunque allí se identifica bien a Thor seguido del tuit »essart» normando antiguo, de origen nórdico Þveit.

Características generales

En la interpretatio germanica, Thor se identificaba con Júpiter, de ahí la traducción del día de la semana romana, el jueves («día de Júpiter»), al «día de Thor» en las lenguas germánicas (véase más adelante). Sin embargo, esta interpretación es errónea, ya que la etimología y la función de Júpiter parecen corresponder más probablemente al dios germánico Týr. Las funciones de Thor son bastante comparables a las del semidiós Heracles, que posee un arma similar a la de Thor, y es el enemigo de los gigantes y el defensor de los dioses.

Thor corresponde al dios del trueno galo Taranis (o Taranus), de etimología común. Taranis está relacionada con la palabra celta taran, que significa «trueno». Se cree que estas deidades proceden del mismo dios del trueno antes de la dispersión de los dos pueblos indoeuropeos.

El dios indio de la guerra y el clima, Indra, también tiene las mismas funciones que Thor. Es un dios guerrero (la segunda función dumeziliana) hijo de los dioses primordiales, y también lucha contra una serpiente demoníaca, Vṛtrá. Tanto Indra como Thor poseen poderosas armas fabricadas por un herrero legendario, también comparten un formidable apetito y capacidad para beber, conducen carros y salen regularmente en expediciones para luchar contra los demonios. Estas similitudes sugieren que descienden del mismo dios protoindoeuropeo.

Otras deidades comparables son el dios eslavo Perun y el dios mazdeo Ahura Mazda.

Función de guerrero

A finales de los años 30, Georges Dumézil, filólogo y comparativista francés, formalizó su controvertida teoría de las tres funciones indoeuropeas. Sostuvo que los pueblos indoeuropeos, y los de su área de influencia, organizaban sus sociedades y sus mitologías en torno a tres funciones principales: la función soberana y mágica, la función guerrera y la función productiva (o de fertilidad). Esta distribución es perceptible en la organización social de ciertos pueblos, pero también en la organización de su panteón divino. La tríada divina romana Júpiter, Marte, Quirino corresponde a las tres funciones. En el mundo escandinavo, Georges Dumézil ha propuesto que sean Odín, Thor, Freyr (mago soberano, guerrero y dios de la fertilidad. Sin embargo, admite que en el panteón germánico esta división no es estricta, ya que Odín es también un dios guerrero y Thor un dios vinculado a la fertilidad.

Su influencia fue tan fuerte que los noruegos cristianos tuvieron que añadir el hacha de batalla de San Olaf a las patas del león en el escudo noruego como recordatorio de su origen vikingo, pero también para contrarrestar el poder evocador del martillo de Thor.

Neopaganismo

Por supuesto, Thor es un dios principal entre los neopaganos actuales, de la religión Ásatrú u Odinismo. Su culto es oficial en algunos países como Dinamarca, Islandia y Noruega.

En la cultura moderna

Thor es un dios importante de la mitología nórdica y ha inspirado a muchos artistas y otros elementos de la cultura moderna. Para las referencias modernas al martillo de Thor, véase el artículo Mjöllnir.

En la cuarta temporada de Epic Rap Battles of History, Thor se enfrenta al dios supremo de la mitología griega, Zeus

Con su ópera Der Ring des Nibelungen, Richard Wagner popularizó la mitología nórdica, y Thor, bajo la grafía «Donner», es un personaje del prólogo Das Rheingold.

Otros géneros musicales más recientes se inspiran a veces en la mitología nórdica, sobre todo los géneros de heavy metal, y especialmente el viking metal, y de hecho se refieren regularmente al dios Thor. Algunos ejemplos son Amon Amarth, Enslaved, Falkenbach y Manowar con la canción Thor (the Powerhead), Equilibrium hace referencia al mito del robo de Mjöllnir por el gigante Thrym en la canción Hammer.

Otros géneros musicales más recientes se inspiran a veces en la mitología nórdica, sobre todo los géneros de heavy metal, y especialmente el viking metal, y de hecho se refieren regularmente al dios Thor. Algunos ejemplos son Amon Amarth, Enslaved, Falkenbach y Manowar con la canción Thor (the Powerhead), Equilibrium hace referencia al mito del robo de Mjöllnir por el gigante Thrym en la canción Hammer.

En Twilight of the Thunder God, la canción introductoria del álbum homónimo, Amon Amarth representa la batalla final de Thor con la serpiente Jörmungand, un cuadro épico del Ragnarok que representa la victoria y posterior muerte del hijo de Odín.

Muchos videojuegos de fantasía y ciencia ficción se refieren naturalmente a Thor, que puede corresponder a un personaje poderoso, un hechizo, una tecnología o un lugar:

Artículo relacionado

Fuentes

  1. Thor
  2. Thor
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detected!!!

We have detected that you are using extensions to block ads. Please support us by disabling these ads blocker.